El medio ambiente y el reciclaje de coches

Pensamos que la protección del medio ambiente es primordial, por ello, todos los vehículos desguazados, reciben el tratamiento para vehículos fuera de uso (VFO). Esto consiste en asegurarse de que cada vehículo que entra en el desguace, sea recepcionado y registrado, para posteriormente descontaminarlo en una zona destinada especialmente para ello, que dispone de pavimento impermeable y un riguroso sistema de recogida de derrames.

En esta zona se extraen combustibles, aceites, líquidos refrigerantes, limpiaparabrisas, líquido de frenos, baterías, filtros de aceite y combustible, gas del aire acondicionado, zapatas de freno con amianto, condensadores con PCB y componentes con Hg. Los residuos peligrosos segregados se almacenan dentro de esta misma zona, en contenedores debidamente etiquetados a la espera de ser recogidos por un gestor autorizado.

 Reciclaje de Coches

El reciclaje de coches en los desguaces

Una vez se ha descontaminado por completo, el vehículo pasa al despiece. Todos aquellos componentes del vehículo que puedan ser aprovechables, se desmontarán.

Los componentes que no sean reutilizables, se gestionarán como residuos no peligrosos, almacenándose por separado según su naturaleza. Con todo esto, intentamos que el desguace deje de ser un cementerio de vehículos y se transforme en un centro de reciclaje, ya que hasta el 95% del automóvil se puede reutilizar.

Los recambios procedentes de desguace

Los recambios que son recuperados de los coches desguazados los comercializamos, de manera que usted pueda recibir en su domicilio o taller la pieza que necesite, siempre que esté relacionada con: motores, juntas de culata, cajas de cambio, compresores, bombas eléctricas o de inyección y turbos.